Inter-rail, un viaje más allá… de Hendaya

Voy a hacer una “breve” descripción. Aunque en flickr ya tengo el viaje entero me falta algo a rasgos generales. Así de paso reuno los conocimientos obtenidos de aplicación directa en otros viajes.

El viaje puede hacerse más o menos planificado. La ruta puede tenerse muy cerrada, completamente abierta o dirigida como en nuestro caso. Dirigida quiere decir que teníamos más o menos un rumbo fijo pero con opción a desviarnos a alterarlo. Es cierto que mola bastante ir a la aventura, llegar a una ciudad sin tener ni puta idea estando completamente perdido, pero al final la mayoría de las veces sale más barato y mejor si se preparan algunas cosillas antes de ir. Por ejemplo los albergues; el albergue que teníamos en Berlín ya lo habíamos buscado antes de ir y nos salió bastante barato. El de ginebra también (dentro de lo que cabe) pero en Munich y París nos sablaron bastante y estoy seguro de que podríamos haber encontrado algo bastante más barato con echarle un ratillo en google. Así que si repitiera el viaje haría algo parecido respecto a la ruta pero me llevaría un buen cuadernito con albergues y sitios baratos de las ciudades por las que fuera a pasar seguro y de unas cuántas más por si acaso.

Una vez empezado el viaje llega la hora de coger trenes, que para algo se llama inter-rail. En general lo mejor es coger trenes nocturnos y sin pillar reserva, así te aseguras poder disfrutar del día siguiente en tu destino y si tienes suerte gozar de unas maravillosas aventuras nocturnas. A continuación una visión global del recorrido:

mapa

Por la zona de Francia hay que reservar casi todos los trenes, desde 2 euros que nos costó el tren nocturno a ginebra (bastante cómodo) hasta los 11 que nos sacaron en el trayecto Bruselas-París. Me gustaron más los trenes de Austria, Suiza y Alemania. Los inter city(IC) y los inter city express (ICE) están bastante bien, lo malo es cuando te metes en la línea que va desde Ginebra hasta Praga pasando por Berna, Zurich, Salzburgo, Linz, Viena, Budapest y a veces hasta entrando por Alemania para hacer una paradita en Munich y alguna otra ciudad. Os podéis hacer a la idea de cómo están esos trenes: petadísimos de gente. Sin embargo eso que en el momento puede no gustarte mucho (a mí hasta me gustó un poco, pero me sé de ciertos tres compañeros de viaje matarían antes de volver a entrar ahí xd) pero hay que reconocer que tiene su encanto. Ir a toda hostia a pillar los sitios no reservados antes de que otros mochileros como tú se metan y ocupen todas las plazas. Esto es especialmente divertido si vas en un grupo grande (más de 6 personas que es el tamaño de los compartimentos) y no sabes cómo va el sistema de reservas. Además en estos trenes puedes darte una vuelta por el pasillo y conocer gente.

En fin, dejemos el tema de los trenes para pasar a cómo está planteado el viaje. Según con quién vayas toca enfocar el viaje de una forma u otra, no a todo el mundo le gusta hacer/ver lo mismo. Nuestro viaje acabó siendo una matada de horas de tren para hacer un recorrido un poquito bestia para el tiempo disponible. Según mi opinión demasiadas ciudades, me habría gustado mucho más estar más tiempo en algunas e ignorar directamente otras, pero bueno… miraré el lado positivo y pensaré que ahora al menos tengo una opinión general de unas cuantas ciudades europeas. Al viaje le faltó tiempo para callejear por las ciudades, no solo un recorrido de un monumento a otro. Eso y un poco de variedad, como esa excursión por Bretaña a medianoche.

Igual que para ver cómo se plantea el viaje, la compañía en la que vayas es algo que cambia completamente el resto del viaje. En estos viajes se conoce mejor a la gente y cuando ya llevas un tiempecillo es normal que haya más roces, sobretodo si se está durmiendo poco, comiendo mal y esas cosas que hacen tan susceptibles a la gente. Encima ciertas actitudes propician la mala hostia y el mal rollo. Por ejemplo, alguien que va aparentemente muy negativo y descalificando todo (sí, date por aludido, sobretodo tú) es bastante probable que te haga disfrutar mucho menos algunas cosas. Aunque en un principio te dé igual lo que diga al final acaba molestando y jodiéndote algo que podría gustarte, además de desanimarte y quitarte las ganas de currarte cualquier cosa. Lo mismo pasa con actitudes de no hacer nada, ya que vas te mueves un poco, para estar todo el rato sin hacer nada te quedas en casa y te ahorras los 700 euros (o más) que puede costarte el viaje o te piras a la playa dos semanas a tocarte los cojones. Igual llegué tan activo al viaje este para contrastar con el periodo de dejadez en casa de ese tinerfeño tan dejado. Mmm, ya me he desahogado un poco.

Vamos, quepara salir de viaje hace falta cargarse de paciencia y buen humor para no acabar a hostias. Creo que en este aspecto más o menos cumplimos, quitando broncas tontas como una plan niño pequeño de “yo soy como soy y no pienso aguantarme nada” o “estoy harta de que me quites el mapa, haz lo que te salga de los cojones”, “como volvamos el día 2 y no el día 1 te mato arrancándote ly cosas así. Pero bueno, me quejo pero podría haber sido peor.

Mmm, qué cosas importantes me quedan comentar… la comida, es verdad, que ya me lo he recordado antes como cosa importante para no matarse unos a otros. La comida suele ser muy cutre, te acabas cansando de algunas cosas aunque mucho menos de lo que haces notar porque siempre se acaban haciendo coñas sobre si otra puta vez la misma mierda de embutido, o la misma mierda de paté o lo que sea. Así que a la hora de buscarse los albergues está bastante bien que tengan cocina, ya que así comes mejor (y no sale más caro, lo que te gastas en que tenga cocina te lo ahorras en comida). Además en estos ratillos de cocina se conoce a bastante gente y ves cosas curiosas (más curioso les pareció a unos australianos que mezcláramos con la pasta queso y carne en la propia sartén).

Ahora que me sale lo de la gente de los albergues. Tal y como somos los españoles (en general) puede parecer curioso que haya tanta gente que se va de viaje sola, durante unas cuantas semanas o meses, a ver mundo. Eso sí, algunos de esos están locos, son unos creídos o como el negro llamado Mo en París, que iba solo porque decía que no le aguantaba nadie. xd

Ale, si queréis saber algo más sabéis dónde encontrarme. Espero que las ideas principales hayan quedado claras.

Ah, sí, a pesar de algunas notas negativas y muy negativas el viaje es la hostia y merece muchísimo la pena. Ya mismo quiero volver a repetir aunque cambiando un poco las compañías. ¿Alguien se apunta de visita por Hungría, Polonia, Alemania, Dinamarca, Suecia, Finlandia u otros destinos a escoger?

4 comentarios »

  1. mrithail said

    Tú lo que tienes que hacer es buscar un mapa en google e indicar la ruta que seguísteis para que tengamos una orientacion rápida, que has subido millones de fotos, macho.

    Hmmm, lo de Alemania, Dinamarca, Finlandia y Polonia suena interesante.

  2. shavart said

    Ale, lo que quiera el señorito, actualizado con el mapa. :p

  3. YrY said

    “Igual llegué tan activo al viaje este para contrastar con el periodo de dejadez en casa de ese tinerfeño tan dejado.”

    Yo también te quiero :*** :wub:

  4. Very good website you have here but I was wondering if you knew of any community forums that cover the
    same topics talked about in this article? I’d really love to be a part of online community where I can get comments from other knowledgeable people that share the same interest. If you have any recommendations, please let me know. Thanks a lot!

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: